sábado, 3 de noviembre de 2012

“Mi mamá me mima”

Mi mamá me mima” ¿Quién no ha leído esa frase una y otra vez en las cartillas de lectura?
Creo que de mi generación muchos, muchísimos hemos empezado a leer con esa frase.
Ya sé que rima y que es la frase bandera para aprender la “m”, pero aún creo que hay una frase mucho mejor: “Mi mamá me quiere”. Sí señor, seguro que los niños aprenderían muchísimo más rápido a leer con esta frase que la anterior. El otro día mi hijo el mayor me dijo: “Mamá tú no me quieres”. Así tal cual me lo soltó y me dolió en lo más hondo de mi corazón. Estaba intentando montarse en la bici de la prima que es bastante más grande que la suya. Me dijo que le subiera a la bici y que ya él pedaleaba solo. Ahora que voy a decir mi respuesta vais a pensar todos que realmente no quiero a mi hijo y que vaya saboría de madre que soy: “No, busca la forma de subirte tú solo”. Lo intentó de varias maneras y al ver que no podía me soltó eso de “mamá tú no me quieres”…Ahí, una lanza directa directita pal corazón, ea sin más…Aguantando la lágrima (ya sé, últimamente estoy así como la mar de susceptible), le dije que buscara algo donde apoyarse y así poder subirse y que ese mismo apoyo le serviría para bajarse. Miró alrededor y lo vió, la pared así de sencillo y de fácil. Después de pasarse horas subiendo, pedaleando y bajando de la bici “más grande que yo” como decía él, me vino con una sonrisa de oreja a oreja y me dijo: “Mamá soy guay, has visto que bien monto en la bici super grande?”
Le sonreí  corroborando su afirmación, con lo que siguió: “Mamá, tú eres más guay!!, porque yo lo he hecho solito”.
No sólo la lagrimita volvió a lo más profundo de ahí dentro, sino que una vez me alegré de dejarle a él actuar. Que pensara por si mismo, reflexionando, cavilando como podría hacerlo, y al final lograra él sólo encontrar la forma de hacerlo:  La autoestima es seguridad y confianza en uno mismo.
 
Foto: Belén Nuñez

No hay comentarios:

Publicar un comentario