sábado, 3 de noviembre de 2012

Alas para volar

Dale alas para volar y recoger del cielo todo lo que es verdad y lo que sabe a bueno…(Rafa Serna)
Confianza es una virtud fundamental en la educación de nuestros hijos, sin embargo choca constantemente con otra Protección.  No es que no confiemos en nuestros hijos, es que a veces, la protección que tenemos con ellos ahoga, casi anulando, nuestra confianza en ellos.
Como madre tengo total Confianza  en que al experimentar, vivir, descubrir aprenden y se hacen más fuertes, más seguros, más mayores. Confianza en que son capaces de entender, comprender incluso de asociar las ideas más complicadas. Confianza en que pueden moverse, y moviéndose de todas formas descubren su cuerpo, su fuerza, incluso la geometría, el espacio, hasta la geografía. Confianza en que experimentando y arriesgando llegan a las conclusiones en las que se apoyan las teorías que más tarde tendrán que estudiar.
Sin embargo, a veces me puede el afán de Protección  para que  no se hagan daño, no se quemen, se ahoguen. Protección porque son aún pequeños para entender cosas que duelen, que entristecen, que te hacen madurar. Protección para que no se caigan partiéndose algún  hueso o teniendo que lucir alguna cicatriz de por vida. Protección porque como ya lo estudiarán para que experimentar y arriesgar ahora.                                      
Espero seguir teniendo la Confianza suficiente en mis hijos para que no se queden sin esa experiencia que les hubiera ayudado a crecer. Espero que el día de mañana mis hijos digan orgullosos que confié tanto en ellos, en sus posibilidades, en sus capacidades que les di Alas para Volar.
Con una sonrisa enorme donde cabe el universo y unos ojitos rajaos que te quieren comer a besos. Dale alas para volar y recoger del cielo todo lo que es verdad y lo que sabe a bueno (Rafa Serna)
 
Mi Pequeño Querubín. Alas para volar Rafa Serna Foto: Belén Nuñez

No hay comentarios:

Publicar un comentario